• admin

Alcanzando nuestras metas

Llegar al éxito es un camino arduo sin duda, pero comparado con las recompensas vale la pena recorrerlo.


No pretendamos llegar a nuestra meta a muy corto

plazo, puesto que todo lo que deseamos alcanzar

necesita una preparación y una puesta en marcha,

además de que necesita trabajo para poder obtener

los resultados que esperamos. Trabajar y ser

perseverante tras la consecución de dicho objetivo,

habrá momentos en los que nos sintamos

impacientes al no obtener nuestra meta o sin

esperanzas, el hecho de que la obtención no sea

inmediata, no significa que no puedas alcanzarla.

Debes perseverar.

Recuerda EL QUE PERSEVERA alcanza

Las metas son claros indicadores personales del lugar al que queremos llegar.

Lo que queremos obtener.

Una meta es algo que no hemos logrado, pero si eres honesto(a) contigo mismo verás que en gran medida ha sido porque no lo has querido, porque la mayoría hacemos mucho menos de lo que podemos hacer.

Por lo tanto, necesitamos trabajar mucho mas duro para lograrlo.

Cuando tenemos metas en la vida, nos sentimos con energía, optimismo y esperanza.

El éxito ocurre cuando tus sueños son más grandes que tus excusas

Debes tener en primer lugar muy claro que es lo que deseas lograr, inicia por pensar en metas pequeñas por ejemplo: Comprar un sillón nuevo, cambiar el color de tu recámara, adquirir un nuevo equipo de cómputo, una lámpara, bajar de peso, hacer ejercicio. No importa lo que desees esto será como un entrenamiento que reforzará tu autoestima, que te dará motivación, disciplina, fortaleza para metas aún más grandes.

Es importante tener una meta diaria, y un plan para cumplirlo

La disciplina es vital para el logro de cualquier meta, no hagas planeaciones vagas que fácilmente se pierdan como por ejemplo: Seré rico a los 40, tendré una enorme casa a los 50 etc., Tus metas deben ser claras, objetivas y alcanzables.

Ten un plan para lograr la meta de tu sueños, revistela de una férrea voluntad para lograrla, no permitir que nada ni nadie te aparte de tu camino.

Podrás ir haciendo pequeños acomodos o adecuaciones pero nunca perder de vista la meta.

Motívate cada día pensando la recompensa que recibirás cuando llegues a tu meta, siente la emoción, el orgullo y la satisfacción al lograrlo.

Todo puede alcanzarse si se trabaja para conseguirlo, ya que la fórmula de trabajo, disciplina y motivación no fallan.

Mucho éxito!!






IMPORTANTE: EL FORMULARIO DE ABAJO ES UNICAMENTE
PARA RECIBIR NOTICIAS FRESCAS DE ESTE SITIO.
Únete a nuestros suscriptores y no pierdas ninguna noticia!! 

tus datos son resguardados

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

© Todos los derechos reservados by Matilde Monasterio

  • 580b57fcd9996e24bc43c543
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social Pinterest
  • Twitter
  • YouTube